Es una joya en medio de la selva tropical.

La residencia principal posee un área de más de 400 m2. Se compone de cuatro niveles.

El primer nivel es una terraza abierta y techada en el área de la piscina, con un baño completo, vestidores, zona de comedor, zona de BBQ y acceso a las terrazas de los alrededores y de la piscina.

El segundo nivel tiene una cocina con sobres de granito y gabinetes de cedro rojo con un diseño personalizado. Una sala de estar techada y un comedor de 6 metros, dos dormitorios, uno de ellos con una ventana circular con vista a un jardín, un baño completo, así como una terraza.
El tercer nivel tiene dos dormitorios principales separados por una sala de estar y un balcón. Cada dormitorio cuenta con vestidor, baño completo, balcones.

El cuarto nivel es una azotea convertida en terraza con espectacular vista de 360° al Océano Pacífico y bosque tropical lluvioso de Costa Rica.
Desde el área de la piscina se cuenta con vista al mar.

Conforme se va ascendiendo a los diferentes niveles, el paisaje se amplía, logrando que en la parte superior de la terraza se aprecien vistas panorámicas tanto de las montañas como del bosque y del océano.

Los muebles de la casa son fabricados en cedro rojo, incluyendo las ocho puertas y las camas, todo diseñado por un arquitecto.
Casa Frondosa fue fotografiada por la revista “Estilos y Casas” y publicada en un artículo de 16 páginas.

Una característica distintiva, del diseño de Franz Beer, es la integración armónica entre la geometría y lo orgánico. Las habitaciones se acoplan y fluyen naturalmente.

Además, tiene un apartamento para invitados ubicado sobre el garaje que cuenta con cocina, sala de estudio y cuarto de baño.
Al ingreso de la propiedad se encuentra una casa para el vigilante.

Video

Location